Tanto practicar, tanto practicar...

jueves, 13 de agosto de 2009 · 1 comentarios

Lo cierto es que es difícil tener un servicio en el que tengas que rapelar. Esto es así porque estamos acostumbrado a utilizar la escalera de cuerda, por donde desciende un compañero asegurado por otro. El rapel es una maniobra algo complicada que supone localizar buenos anclajes para realizar la instalación y eso, a muchos, les complica la vida.

Hoy hemos tenido una fuga de agua en un tercer piso. Hemos rapelado desde el cuarto, entrado por la cocina y solucionado la fuga. Luego hemos rapelado hasta el segundo en vez de ascender y salir por donde hemos iniciado la maniobra.

Os dareis cuenta en las fotos, a continuación ,de la falta del casco y los guantes. Pues....lo cierto es que teneis toda la razón, no puedo decir nada en mi defensa, es un fallo. Lo único que puedo deciros es que me quité el casco y los guantes para poder realizar la instalación con comodidad y...


Como Tarzán...

miércoles, 12 de agosto de 2009 · 0 comentarios

En la guardia de ayer nos dió por subirnos a los árboles. Instalamos un recorrido por las ramas del árbol más grande del parque. Consistía en subir por una línea hasta el primer anclaje, hacer una travesía hasta un segundo anclaje y otra hasta un tercero, para finalmente descender por otra línea.

Una buena práctica para soltarse a la hora de ascender por cuerda y realizar cambios de línea. He de confesaros que tengo unas pocas agujetas. Tendremos que practicarlo más a menudo.


Otra práctica de víctima suspendida...

jueves, 6 de agosto de 2009 · 0 comentarios

Terminaron las vacaciones y comienzan la rutina. Solo que hay que tener cuidado con las temperaturas. Esta vez fue otra práctica de rescate de persona suspendida (en vez de persona colocamos un trozo de rail de un peso aproximado de 50 kilos).

La práctica consistió en descolgar el peso desde arriba, destensando primero la cuerda que sujetaba el peso con un 2:1, para cortarla (en este caso desatarla), y descolgar el peso con un gri-gri.

Como siempre, comprobamos que hay que hacer las instalaciones lo más limpias y claras posible porque, ensuciarse, ya se ensucian solas.